adjudicacion de herencia

Adjudicación de herencia: el cierre exitoso de un proceso complejo

Cuando un ser querido fallece no hay manera de evitar la tristeza, el dolor y la sensación de vacío que deja. Pero, más allá de eso, es imposible evitar una realidad que a muchos genera quebraderos de cabeza: los bienes que quedaron del familiar que partió. Algunos piensan que la adjudicación de herencia puede hacerse sin necesidad de atravesar tantos pasos, pero la verdad es que no.

Una vez que alguien muere, lo más importante es llamar a un abogado en Getxo que le oriente en un proceso tan delicado como este, en el que las decisiones poseen un gran impacto sobre su futuro, bien sea porque haya elegido la opción de aceptar la herencia, o bien sea porque la haya rechazado.

Y es que, desde ese preciso momento, el experto juega un papel fundamental para orientar a su cliente, porque a veces lo más recomendable es repudiar los bienes que le correspondan. La razón es más que evidente: como las deudas también se heredan, es probable estas superen con crecen el valor de lo que pueda recibir.

Ahora bien, si lo que quiere es recibir la parte que por ley le será asignada, hay que manifestarlo por documento notariado o de manera tácita. Otra opción es que la aceptación se realice a beneficio de inventario, que permite pagar las deudas con el límite del valor de aquello que haya sido recibido.

Paso siguiente: adjudicar la herencia

Luego de que se haya determinado el valor de los bienes y ya se conozca quiénes serán los herederos, hay que formalizar la partición en la que se establecerá qué le corresponderá a cada uno. Esto debe realizarse en un documento firmado en una Notaría, donde no hace falta la presencia de la autoridad encargada.

Es fundamental hacer un inventario, conocido como cuaderno particional, de cada uno de los elementos para conocer las cargas, es decir, cuál es la diferencia que queda entre las deudas y los bienes. El escenario ideal es que todos estén de acuerdo con el resultado para que todo fluya sin problemas, de lo contrario, se encargará el contador-partidor dativo que haya ordenado un Juez.

Posteriormente, aparecerá la tan anhelada adjudicación, que será firmada por cada uno de los herederos o, en su defecto, aprobada por el Juez encargado. Con esto, nace el derecho de adquisición de los bienes que se pueden incluir en el Registro de la Propiedad.

Los abogados en herencia tienen una enorme responsabilidad en estos casos, ya que está en juego el bienestar de las relaciones familiares que sostengan los beneficiarios. Cualquier detalle se puede convertir en un detonante que atraiga un conflicto; sin embargo, con una buena orientación, no hay razones para que esto se transforme en una batalla legal.

adjudicacion de herencia

Deja un comentario