Bancos vestuario: consideraciones generales

Cualquier clase de mobiliario debe estar diseñado para su uso específico, para ser funcional y por supuesto, con los materiales más adecuados. Este es el caso de los bancos vestuario. Hay que tener en cuenta que este tipo de mueble suele instalarse en lugares donde no hay mucho espacio, donde hay humedad y donde el paso de personas es incesante, por ello deben ser especialmente resistentes.

Piscinas, gimnasios, saunas, etc necesitan disponer de bancos adecuados al carácter de las instalaciones, que soporten bien el uso continuo, que sean ligeros y que ocupen el mínimo espacio posible sin llegar a ser incómodos. El acero y los tableros fenólicos son los materiales más adecuados para este tipo de bancos, ofreciendo versatilidad y dureza.

Por qué tableros fenólicos para fabricar bancos

El material fenólico se ha convertido en imprescindible en el mobiliario de instalaciones deportivas y vestuarios de cualquier clase. Es así por sus extraordinarias propiedades. Se trata de un material muy resistente gracias a un tratamiento especial. Soporta sin problemas la humedad, los golpes y el desgaste. Es, además, resistente a muchos productos químicos, por lo que su limpieza es sencilla y garantiza la máxima higiene en las instalaciones en las que se encuentre.

Este material ofrece más ventajas. Por un lado, se puede adaptar sin problema a estructuras de cualquier tipo, verticales y horizontales o de diferentes longitudes. Y, por otro lado, la variedad de acabados es infinita, se puede fabricar en diferentes colores, e incluso imitando a la madera para poder adaptarse sin problemas a la decoración de la estancia.

Fabricar bancos vestuario con tableros fenólicos es garantía de resistencia, de estética y de durabilidad, por eso hoy en día es el material más recomendable para revestimientos y mobiliario de todo tipo de vestuarios en instalaciones de cualquier clase.

Deja un comentario