Catering bodas: cómo elegir la mejor opción

“LA BODA” ¡qué frase tan maravillosa! Temblamos de emoción solo de escucharla y mucho más cuando somos los anfitriones de ese magnífico evento; o sea, los novios. Pero, la cantidad de trabajo que hay que hacer, cosas que preparar y otras que comprar es infinita. Sin embargo, no se sientan abrumados, ya hay gente preparada y capacitada para enfrentar ese desafío, busquen opciones y consigan el mejor catering bodas.

Con el nombre de catering se conoce el servicio de comidas y bebidas que provee una empresa contratada para tal fin, con ocasión de eventos especiales, como fiestas de quince años, presentación en sociedad, cumpleaños, celebraciones empresariales, bodas, etc. En algunos casos este aspecto está incluido en el alquiler de las instalaciones, hotel, finca o salón de fiesta; en otros, el cliente contrata una firma especializada, por separado, para que se traslade al lugar y cumpla la función.

Pero cuando hablamos específicamente de una boda, podemos considerar los siguientes puntos para hacer la selección óptima:

  • La pareja debe poder probar la comida previamente a la contratación, ya sea un menú fijo de la empresa de aprovisionamiento o según su deseo. La buena presentación además del gusto son aspectos a considerar; así como también, la calidad de los alimentos a utilizar.
  • Lo deseable es que monten la cocina y preparen los alimentos en el festejo, en lugar de llevarlo todo precocinado. Especialmente que los platos principales (carne, pollo o pescado) sean preparados justo antes de consumirlos.
  • La relación camarero/comensal ideal es de 1/10. Esto garantiza la calidad en la atención y el servicio. El equipo tiene que ser rápido y eficiente al momento de servir.
  • Los contrayentes necesitan ver previo al matrimonio los uniformes de los meseros, las sillas, la mantelería y la vajilla; es decir, todo el material a utilizar en la fiesta.
  • La empresa a su vez debe conocer por anticipado el lugar donde habrá la celebración; así sabrán dónde instalarse y cómo desenvolverse.

Lo más importante es que la pareja consiga el tipo de servicio que desean y que el catering pueda ajustarse al mismo, sobre la base del presupuesto calculado para el evento. Ellos están para facilitarles las cosas a los novios y minimizarles los problemas; de modo que una buena actitud y flexibilidad serán muy apreciados.

Deja un comentario