El Tarot y los Arcanos – Aliados en la lectura mágica

La palabra arcanos hace alusión a un secreto, a lo oculto, al misterio y en fin, aquello que representa algo desconocido, pero no solo en el plano humano, sino también en lo referente a lo divino. Por lo tanto, en este último aspecto que involucra lo espiritual, lo esotérico, lo mágico, adivinatorio y las supersticiones, la estrecha relación entre el Tarot y los Arcanos resulta precisamente vinculante, pues sin uno no existiría el otro.

Y es que, los arcanos dentro del Tarot están considerados como las energías ocultas, tanto de la magia blanca como la magia negra. En tal sentido, la palabra arcanos como tal, hace referencia directa a las 78 cartas que forman parte de la baraja de naipes que frecuentemente es utilizada como una forma de adivinar o pronosticar sobre el futuro. Veintidós (22) de las setenta y ocho (78) cartas, están catalogadas como los arcanos mayores, mientras que los cincuenta y seis restantes (56) pertenecen a la clasificación de los arcanos menores.

Ahora bien, para muchos, el Tarot no es tan solo una manera en la que se puede predecir lo que les depara el futuro, sino que además, es algo que puede contribuir en múltiples aspectos de la vida. Mediante la lectura del Tarot se puede conseguir una orientación respecto a las emociones internas de cada quien, ayudando a descubrir diferentes aspectos de su personalidad, así como de su vivencias e incluso, permite desarrollar el sentido de intuición de cualquiera. Pero, para ello, es preciso una acertada interpretación de los arcanos.

78 cartas con mucho significado…arcanos mayores y menores

Los arcanos mayores son 22 cartas muy específicas conocidos como barajas de triunfo, siendo estas las principales de cualquier mazo. Este grupo tiene una estampa de patrones o arquetipos universales comunes en todas las personas y vivencias experimentadas en diversas etapas de su existencia.

Los símbolos ancestrales representados en estos arcanos son: 1-El Loco, 2-El Mago, 3- La Sacerdotisa, 4-La Emperatriz, 5-El Emperador, 6-El Sacerdote, 7-Los Amantes, 8-El Carro, 9-La Fuerza, 10-El Ermitaño, 11-La Rueda, 12-La Justicia, 13-El Colgado, 14 -La Muerte, 15-La Templanza, 16-El Diablo, 17-La Torre, 18-La Estrella, 19-La Luna, 20-El Sol, 21-El Juicio y 22-El Mundo.

Cada uno de nosotros le corresponde un arcano de estos 22, que son los patrones claros y perfectamente definidos de nuestra personalidad. Todos tenemos asignado un arcano que podemos conocer en base a nuestra fecha natal. Calcularlo solo requiere sumar cada uno de los números del día de cumpleaños: día, mes y año. Si el resultado es mayor a 22, se debe reducir dicha cifra a un solo dígito, sumándolos entre sí, siendo ese número final su arcano correspondiente. El saber cual es nuestro arcano permite trabajar en todos aquellos aspectos de la vida que puedan estar perturbandonos.

Mientras tanto, los arcanos menores se les consideran como la espina dorsal de esta baraja de cartas. Estas son las 56 cartas del Tarot, conocidas como cartas de oro, espada, copa y basto, las cuales en la lectura se relacionan con sucesos precisos en las vidas de cada quien, como: el trabajo, profesión, justicia, dinero, familia, amistades y sentimientos.

Para más información o inquietudes personales acerca del tarot puedes visitar el tarot de Carmen Camino en https://www.tarotcarmencamino.es/

Deja un comentario