¿Ha llegado la hora de renovar el software en tu empresa?

Las empresas cambian con el tiempo y también lo hacen sus necesidades de software. Si tu software empresarial actual está desactualizado o no cubre las tareas necesarias en el día a día, la actualización puede ayudarte a aumentar la productividad e impulsar el valor de tu inversión inicial.

Ventajas de contar con un nuevo software para empresas

Elegir el software adecuado para tu negocio te permitirá:

  • reducir los costes mediante la automatización de las tareas rutinarias
  • mejorar la eficiencia del personal
  • aumentar o medir la productividad de la oficina
  • agilizar las operaciones y cuentas comerciales
  • reemplazar los procesos que se realizan en papel
  • comunicarte más eficazmente con los clientes, proveedores o socios

Señales de que tu negocio está pidiendo que incorpores software nuevo

No siempre es fácil determinar si el software que tienes en la oficina necesita ser reemplazado. Puedes beneficiarte del cambio si, por ejemplo, observas cualquiera de las siguientes señales:

  • funciona habitualmente con lentitud
  • es propenso a quedarse «colgado»
  • falla a menudo
  • no puede hacer frente al número de usuarios
  • incapaz de gestionar el volumen de transacciones diarias
  • no está integrado con otros sistemas que estés utilizando
  • no puede proporcionar el nivel de informes que necesitas
  • no cumple con los últimos requisitos normativos
  • no satisface las necesidades cambiantes de tu negocio

Actualizar o cambiar a un nuevo software es un gran paso para muchas empresas. Antes de comprometerte a realizar cualquier cambio, asegúrate de que tienes un argumento comercial claro para ello y que los beneficios superarán los riesgos.

Anota los objetivos y beneficios potenciales del nuevo software. Esto te permitirá priorizar las cualidades que realmente necesitas para obtener el mejor rendimiento a la inversión. Puede ser útil hablar con tus empleados, proveedores y clientes para recopilar ideas para mejorar tus procesos de negocio utilizando las TI.

Elige un software que se ejecute en tu hardware actual, siempre y cuando permita su funcionamiento sin contratiempos. En caso contrario, debes incluir cualquier coste de actualización de hardware en el presupuesto.

Siguiendo las tendencias, considera la posibilidad de optar por sistemas basados en la nube. Aunque conlleven una cuota mensual ahorrarás recursos al no tener que realizar la implantación ni instalarlo en tus oficinas.

Planifica el futuro

Lo ideal es que desarrolles una estrategia a largo plazo que cubra tus necesidades futuras de TI. Para ello debes tener en cuenta los posibles cambios en las necesidades de los clientes, los niveles de personal y/o tus productos y servicios. También fíjate en las nuevas tendencias tecnológicas, como el uso de la inteligencia artificial en los negocios, hoy en día pueden no estar muy extendidas, pero marcarán la diferencia a medio plazo.

Deja un comentario