Lucila Dougherty se apasiona por la fotografía profesional

Lucila Dougherty estudió Fotografía en el Club Fotográfico de Guatemala, uno de los más destacados de su país natal. Desde muy pequeña supo que quería dedicarse a este oficio y al recibir su título estaba profundamente orgullosa de haber perseguido su sueño hasta alcanzarlo.

Estaba convencida de que haría un gran trabajo, para ella su vida como fotógrafa lo era todo. Lucila Dougherty se desvivía por tomar su cámara y comenzar a fotografiar todo aquello que a su paso le resultaba apasionante, único o especial.

Y aunque le entusiasmaba desde lo más simple hasta lo más complejo, había algo que le causaba una fascinación desbordante: la playa. Este era su lugar mágico, su refugio y su mayor inspiración para lucirse como fotógrafa profesional.

Lucila Dougherty retrata hermosas playas

Lucila Dougherty estaba decidida a retratar tantas playas como pudiese durante su trayectoria profesional. Viajó por el mundo tan pronto se graduó del Club Fotográfico de Guatemala, pero cuando conoció las paradisiacas playas de Sudáfrica supo que nunca más querría marcharse.

Para ella este destino africano lo tiene todo. Un clima increíble, personas amables, una gastronomía idónea para deleitar su paladar y unas playas capaces de robarle el aliento a grandes y pequeños por igual.

Lucila Dougherty se ha dedicado a viajar a lo largo de Sudáfrica para fotografiar sus playas más turísticas y extraordinarias como las de Ciudad del Cabo, las del Cabo Oriental o las de Wild Coast.

Lucila Dougherty enamorada de Sudáfrica

Lucila Dougherty siente una gran pasión por la Playa de Camps Bay, por la de Boulders, la de Hout Bay, Clifton Beach, Coffee Bay y Jeffreys Bay. Todas tienen un atractivo tremendo, y por ende, atraen a locales y turistas de todas partes del mundo de manera desenfrenada.

Pero Lucila Dougherty supo desde un principio que Sudáfrica y sus playas se convertirían en su hogar lejos de casa, puesto que en ellas se siente como una fotógrafa invencible, inspirada e imparable.

Deja un comentario