Pacto de socios: ¿un método eficaz para llegar a un acuerdo?

Cuando dos o más personas están involucradas en el desarrollo de un negocio necesitan establecer reglas claras que mantengan un equilibrio en las decisiones que se toman. No importa si se trata de una empresa sencilla, la relación entre los interesados debe estar regulada por un pacto de socios, que proteja los intereses individuales y colectivos.

Los momentos indicados para redactar este documento son aquellos en los que un nuevo miembro entre dentro de la sociedad. Por consiguiente, tiene que hacerse en dos ocasiones particulares: justo en el instante en que se establece este vínculo y cada vez que una persona nueva se integre al equipo.

Ahora bien, si la razón principal para realizar este escrito no está contemplada en la ley, por ejemplo, evitar los problemas internos, funcionará como una garantía para que se logre encontrar una solución rápida.  Indudablemente, esto les ayudará conseguir capital inversor que se interese por la propuesta, ya que no existen obstáculos que interfieran sobre la evolución del proyecto.

Esto revela la eficacia de este método para lograr acuerdos entre las partes que lo firmaron, siempre y cuando, vayan acordes con lo que dicta la ley. Los individuos que hayan plasmado su firma en este papel quedan comprometidas a cumplir con una serie de condiciones y, de lo contrario, podrían ser objeto de acciones legales.

Bajo este contexto, hay que aclarar que un pacto de socios carece de efectividad si se debe dar una respuesta ante terceros. Por lo tanto, es fundamental pedir el asesoramiento profesional para que todo sea transparente y equitativo, frente a los que pertenezcan a una sociedad.

Nadie pone en duda el valor de este pacto y, por eso, la mayoría de las empresas tratan de fijar parámetros para están amparados por una seguridad jurídica inquebrantable. Esta es la mejor herramienta para proteger futuro de una compañía.

Deja un comentario