¿Qué es Política Monetaria?

La política monetaria se refiere al conjunto de las autoridades monetarias que adoptan decisiones con el fin de hacer que el valor del dinero este estable, y evitar los desequilibrios permanentes en la balanza comercial, y de ejercer influencia en las tasas de interés y la inflación. Cuando se trata de cuestiones monetarias este concepto hace referencia a cuestiones relacionadas con el dinero, en particular con la moneda.

Las medidas que puedan adoptar la autoridad reguladora, pueden afectar la oferta monetaria. La oferta monetaria es el volumen de dinero que está disponible en la economía de un país en un momento dado. Esto corresponde, en su forma más simple, el efectivo que está en el poder de la población y nuestros depósitos en cuentas corrientes en los diferentes bancos del país, que son transferibles por cheque. La oferta monetaria tiene una fuerte influencia en muchos aspectos, tales como la inflación y la desaceleración de la economía.

Con el fin de controlar la oferta monetaria, los bancos centrales utilizan herramientas, tales como el aumento de las tasas de interés (para fomentar el ahorro o decrecientes para fomentar el consumo), los volúmenes de crédito, la banca de ajuste (para reducir el aumento de dinero la circulación o reducido por el efecto contrario), el tema del dinero, el movimiento internacional de capital, etc.

La política monetaria está estrechamente vinculada a la política cambiaria (para garantizar un control adecuado de la cantidad de dinero en circulación) y la política fiscal (cuando la autoridad monetaria debe dar crédito al sector fiscal o financiarse a través de su déficit). En referencia se pueden aprovechar las plataformas forex para confrontar este tipo de medida económica.

Por último, tenemos que la política monetaria tiene una gran influencia sobre aspectos tales como la inversión, en la medida en que es a través de este mecanismo que pueda alentar o desalentar el ahorro, elemento básico de la inversión. La política monetaria puede dar lugar a que las personas prefieren invertir o guardar, o que influyan directamente en el crecimiento económico y el desempleo. La aplicación de determinadas medidas puede hacer que la economía de un país se convierta en dinámica o se estanque.

Deja un comentario